Las acciones y los bonos argentinos operaban en baja este martes debido a la reanudación de las ventas de oportunidad, para extender la fuerte baja en recientes ruedas por las persistentes presiones de la aversión al riesgo global, más la incertidumbre del escenario doméstico.

El índice S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cae un 1,5%, a 136.000 puntos a las 14:10 horas, luego de arrastrar una pérdida del 7,6% entre viernes y lunes.

Tras un arranque alcista, en Wall Street, el Dow Jones cae 0,7% e influía en la tendencia de las plazas externas. Entre los ADR y acciones argentinos negociados en dólares en Nueva York se observan cifras mixtas. Tenaris sube 4% y Grupo Galicia recorta un 3 por ciento.

El mercado permanecía atento a las próximas decisiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuyo directorio debería aprobar en breve la segunda revisión de un acuerdo firmado con Argentina y liberar así casi 4.000 millones de dólares a favor de las golpeadas reservas del Banco Central.

El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del INDEC registró en julio una suba de 5,6% interanual y se mantuvo sin variación respecto de junio. De esta manera, en los primeros siete meses del año, el EMAE acumuló un crecimiento de 6,4% interanual.

Según la Unión Industrial Argentina (UIA), la actividad Industrial registró en el mes de julio una suba de +9,2% interanual, en gran parte debido a una menor base de comparación por el impacto de la segunda ola de COVID-19 y las restricciones a la circulación de 2021. En tanto, se registró una leve caída de -0,2% en la medición desestacionalizada. Durante los primeros siete meses del año, la producción fabril acumuló una suba de +7,9% con respecto al mismo período de 2021.

“El principal temor de los analistas sigue siendo la política de tasas aplicada por la Reserva Federal y que su intento por combatir la inflación no derive en una severa recesión para la economía. Estas proyecciones de mantener las tasas altas hasta fin de año hicieron que los tres índices cayeran violentamente y que aumenten las posibilidades de consolidar un mercado bajista de mediano plazo.En este sentido, algunos indicadores ponen de manifiesto la delicada situación de varios sectores claves en la generación de empleo. Por ejemplo, los últimos informes revelan una caída significativa de los permisos de construcción y la venta de viviendas usadas”, evaluó Fernando Staropoli, ejecutivo de Cuentas de Rava Bursátil.

En cuanto a la deuda soberana, los bonos en dólares profundizan las bajas de septiembre, con una pérdida de 2% en promedio, según la referencia de los títulos Globales del canje, mientras que el riesgo país de JP Morgan, que mide la brecha de tasas de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, escala 45 unidades para la Argentina, a 2.635 puntos básicos.

En este sentido, la tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU, que evoluciona en sentido inverso a su precio, avanza a 3,98% para la emisión a diez años, un máximo desde el 5 de abril de 2010.

Por admin