El Gobierno realizará este jueves un pago al Fondo Monetario Internacional (FMI) por unos USD 1.700 millones, correspondientes a la segunda parte de los vencimientos de septiembre, que se inició el miércoles con un primer desembolso de USD 890 millones, con lo que ambos montos sumarán un total de 2.590 millones de dólares.

No obstante, los pagos siguen. En solo dos semanas, el 6 de octubre, llegará otro vencimiento por otros USD 1.250 millones. Y ocho días después, el calendario prevé que el Estado devuelva USD 630 millones más al Fondo. Esta serie de pagos, explicaron a Infobae en el equipo económico, están “descalzados” en relación con la llegada del tercer desembolso, por una cifra cercana a los USD 3.900 millones, que se efectivizará cuando el directorio del organismo apruebe formalmente la revisión de las metas del segundo trimestre que el staff del organismo ya anuncio.

Es decir que si bien los pagos son grandes e impactan en el nivel de las reservas internacionales, deberían ser compensados más adelante a través de un desembolso previsto de USD 3.885 millones que enviará el FMI, luego de que el Directorio del organismo -en las próximas semanas- apruebe la segunda revisión del acuerdo, que tiene el visto bueno del staff técnico.

El lunes de esta semana, la directora Gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, destacó el “avance considerable” para llegar “a un acuerdo a nivel técnico” en la segunda revisión del acuerdo entre las partes, tras reunirse con el presidente Alberto Fernández en Nueva York.

Durante el cónclave, la directora gerente formalizó un apoyo explícito a las medidas asumidas por el Presidente para cumplir con el acuerdo. “Presidente, vamos bien. Las cosas están funcionado”, le dijo Georgieva a Alberto Fernández durante el encuentro a puertas cerradas.

Los pagos de deuda con el FMI que restan en 2022 deberían cubrirse con los USD 3.900 millones que girará el propio organismo tras aprobar las metas del acuerdo

Y durante la conferencia de prensa ofrecida a continuación, la directora gerente cerró el círculo: no descartó que se modifiquen las metas del plan acordado con el FMI como consecuencia de la situación internacional.

”Expresé mi reconocimiento por la forma muy seria en la que el ministro (de Economía, Sergio) Massa, su equipo, y el Banco Central están abordando los desafíos significativos de la Argentina”, señaló Georgieva en una conferencia de prensa.

Hay que recordar que desde ahora hasta diciembre -cuando se dará la tercera revisión al acuerdo- están programados una serie de pagos por USD 2.700 millones. Todos los desembolsos deberían poder cubrirse con los casi USD 3.900 millones que girará el propio FMI una vez que se apruebe formalmente la revisión del acuerdo.

Si bien no se llegó a cumplir por completo la meta de acumulación de reservas netas establecido para el cierre del segundo trimestre, pues faltaron poco menos de USD 300 millones para dicho objetivo, el Fondo tomaría en consideración la demora de otros organismos internacionales para enviar giros programados y que habían sido incluidos en el objetivo acordado.

Puntualmente, se esperaban ingresos por algo más de USD 1.000 millones, de los que solo se percibieron USD 127 millones, según informaron fuentes del Banco Central.

Por admin