El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, recorrieron este viernes el municipio de Luján, acompañados por el concejal Héctor Griffin, y criticaron la convocatoria del gobierno nacional a la misa del sábado pasado en la Ciudad.

En diálogo con medios locales, Rodríguez Larreta dijo que “es tiempo de escuchar” y que Juntos por el Cambio está unido, trabajando para “cambiar Luján, la provincia y el país”.
El mandatario remarcó que “no es tiempo de hablar de candidaturas” y en cambio, se refirió al trabajo que está haciendo el partido en todo el país para resolver los problemas de los argentinos.
Consultado por la inseguridad que afecta a los bonaerenses, calificó al problema de “desesperante” pero que “se puede mejorar”, y afirmó: “Por desgracia, la inseguridad aparece en todos los municipios cercanos a la capital, donde la gente tiene miedo de salir a la calle”.
En este sentido, Santilli detalló: “Hay dos preocupaciones en los argentinos y los bonaerenses: la inflación y la falta de trabajo. El otro gran problema es la inseguridad, que se sufre mucho más en los 25 municipios más cercanos al conurbano que en el interior».
El diputado nacional aseguró: “La inseguridad se aborda con decisión política como hizo Horacio y con un valor central que no se negocia: defender a los ciudadanos y a las víctimas, y detener a los delincuentes. Eso es lo que se ha hecho en la Ciudad. Es la segunda ciudad del continente con menos homicidios (de 7,7 homicidios cada 100.000 habitantes a 3,3), 82% menos de motochorros, 60% menos de hurtos, 65% menos de robos, 92% menos de secuestros. Son hechos concretos de un plan que se sostuvo en el tiempo. Son cifras a las que se llega con decisión política y planificación”.
En cuanto a cómo se resuelve el descreimiento de los argentinos respecto de la clase política, Rodríguez Larreta afirmó: “Trabajando. No somos todos iguales. No es lo mismo lo que ha pasado en el conurbano en los últimos 30 años, donde hay un deterioro enorme, que lo que ha sucedido en la Ciudad de Buenos Aires, donde ha habido una transformación positiva que todos reconocen”. “Esa misma vocación de trabajo y transformación la queremos llevar adelante en el resto del país”, agregó.
Respecto del ataque a la Vicepresidenta de la Nación y a la Misa por la Paz, convocada por el arzobispo Jorge Eduardo Scheinig en Luján, luego del atentado, Santilli aclaró: “Hemos repudiado contundentemente el intento de magnicidio a la Vicepresidenta, pero en cuanto a la misa por la Paz, fue una convocatoria partidaria”. En el mismo sentido, el Jefe de la Ciudad de Buenos Aires remarcó: “Es una lástima que se haya usado una misa en la Catedral para hacer un acto político”.
Sobre cómo se mejora la seguridad y la educación con los recursos de Luján, Rodríguez Larreta explicó que “el municipio puede reforzar con equipamiento y patrulleros, pero que el financiamiento es una responsabilidad provincial, no municipal”.
Antes de la conferencia de prensa, los dirigentes de Juntos compartieron un café con vecinos. Luego, caminaron por la avenida San Martín donde conversaron con comerciantes para escuchar las problemáticas y desafíos de la zona.
La agenda de Rodríguez Larreta continúa desde el mediodía en la localidad de Mercedes, con una visita a un campo dedicado a la agricultura y a la ganadería junto a la diputada bonaerense y referente del PRO en ese distrito, Noelia Ruiz.
También está previsto un almuerzo con pequeños y medianos empresarios, un encuentro con vecinos y una conferencia de prensa para los medios locales.
Por otro lado, el diputado nacional se dirigió a las localidades de Arrecifes y Carmen de Areco, donde mantendrá reuniones con productores, empresarios y vecinos de ambas ciudades.

Por admin