Poradmin

Dic 21, 2021

El Frente de Todos firmó dictamen este mediodía en Diputados de la ley de bienes personales aprobada en el Senado con un aumento del impuesto a patrimonios mayores de 100 millones de pesos y bienes del exterior. Pero mantiene las subas del mínimo no imponible definidas en el proyecto aprobado por unanimidad en la Cámara alta, que desgravarían a medio millón de contribuyentes.

Máximo Kirchner apuesta a la ayuda de los 4 diputados del frente de izquierda para aprobarlo esta misma tarde, que el Senado lo convierta en ley el miércoles 29 y rija el 1 de enero. Parece estar cerca de logarlo, porque Juntos no consiguió mayoría para iniciar la sesión: llegó a 125, 4 menos que el quórum, afectados por ausencias y sólo ayudados por el interbloque federal. Recién cuando estaba por vencer la media hora de espera, el oficialismo ingresó junto al FIT.

Juntos está afectado por 2 ausencias, una por viaje y otra por Covid 19.  En el debate en comisión, que también se hizo en el recinto, sus referentes económicos defendieron el proyecto aprobado en la Cámara alta, que se limita a subir los mínimos, sin tocar las alícuotas a ningún contribuyente.

 

«Nosotros queremos que el impuesto baje. No subirlo. No estamos dispuestos a convalidar nuevos aumentos», protestó Alejandro Cacace, de Evolución radical. «El Senado no quiere aumentar impuestos sino devolverle a la gente lo que le corresponde. Los impuestos patrimoniales deben gravarlos las provincias», agregó su compañero Martín Tetaz.

«Tenemos una diferencia ideológica: para nosotros los que tienen la plata afuera tienen que traerla», los atacó Carlos Heller, desde la presidencia de la comisión. Luciano Laspina, del PRO, sostuvo que las provincias aceptaron ceder recaudación con sus representantes del Senado y por lo tanto no habría de qué preocuparse. «Puede haber patrimonios altos con ingresos bajos. Eso pasa», dijo el santafesino.

El  proyecto fue presentado por el senador cordobés Carlos Caserio, quien terminó su mandato el 10 de diciembre y los últimos dos años presidía la comisión de Presupuesto.

Fue aprobado por unanimidad, pero Martín Guzmán protestó por la merma de recaudación. Fue por eso que, como explicó LPO, decidieron agregarle una suba de las alícuotas de 1.25 a 1.5% sobre bienes mayores a 100 millones de pesos. El diputado del Frente de Todos Itahí Hagman propuso gravar más a los bienes por más de 300 millones.

Heller anunció que el dictamen aumentan a 2.25% la alícuota para los bienes los situados en el exterior, que estaba en el presupuesto rechazado el viernes. Calculó que así se evitaría perder 31 mil millones de pesos de un impuesto que se coparticipa con las provincias.

La suba del mínimo no imponible al impuesto queda igual que el texto del Senado: de 2 a 6 millones de pesos y de 18 a 30 para casas habitaciones. En el borrador que circuló este lunes se mantenía en 18 pero en el diálogo con los senadores se decidió mantenerla. Habría influido la negociación con los senadores del Frente de Todos.

Si no hubiera ausencias, los diputados dispuestos a aprobar el proyecto del Senado esta tarde no serían menos que 128 votos, uno menos que el quórum: 116 de Juntos, 8 del interbloque federal y 4 de los liberales. El riojano Felipe Álvarez y el santacruceño Claudio Vidal, o alguno de ellos, eran la esperanza de Juntos para celebrar.

Pero los faltazos serían letales, como también la postura de la izquierda, seducida por el dictamen del oficialismo porque grava a las grandes fortunas. Así como el viernes permitieron rechazar el presupuesto, este martes le devolverían la sonrisa al Frente de Todos.

Por admin