Gildo Insfrán, el gobernador que tomó medidas más duras contra el Covid y que fue denunciado internacionalmente por cruzar varios límites legales, dejó de lado los cuidados y lanzó la campaña para las PASO en  un acto repleto de gente en un lugar cerrado. «Pensé que íbamos a estar todos sentaditos», ironizó.

El gobernador de Formosa juntó a una multitud en el Club San Martín de la capital provincial, donde presentó a los candidatos a diputados nacionales del Frente de Todos.

El acto se hizo en un gimnasio cerrado y con la gente amontonada como en los tiempos previos a la pandemia. En Formosa está permitido el aforo de hasta un 50 por ciento con distanciamiento y protocolos. Insólitamente, cerca del gobernador argumentaron que esas medidas se cumplieron.

«Me dieron una sorpresa porque me dijeron vamos a hacer un acto, una reunión en el Club San Martín. Venía con la idea de que ibamos a estar todos sentaditos. Como decía un amigo ‘yo te invite a una reunión y se me fue la mano'», ironizó Insfrán ante la multitud.

También fue llamativo que durante su discurso el gobernador de Formosa se encargó de pedirle a sus seguidores que extremen los cuidados contra el Covid y volvió a culpar a la oposición por el crecimiento de los casos en su provincia, al haber judicializado las medidas oficiales.

«Hoy no venimos a festejar nada, venimos solamente a un reencuentro para hablar de la nueva normalidad que nos exige este virus», comentó Insfrán.

«Debemos cuidarnos y en definitiva nos debemos cuidar todos para tratar de que este virus no se lleve más ninguna vida», recomendó el gobernador ante el estadio desbordado de gente.

Por admin